Viernes 20 de octubre de 2017
Home / Destacado / Tecnología, el gran habilitador en la Educación
itsitio_educacion_microsoft_eduardo-moises

Tecnología, el gran habilitador en la Educación

No sólo de aulas digitales viven las escuelas. De hecho, la tecnología puede ser (y es) un habilitador en multitud de instancias dentro y fuera del aula. Para entender por dónde pasa esta propuesta de valor, charlamos con Francisco Moisés, director de Educación para Américas de Microsoft (a la sazón, uno de los pocos proveedores que puede sumar valor en cada una de esas instancias). Desafíos, herramientas y aspiraciones en las escuelas de hoy.

“Tenemos la oportunidad extraordinaria de contribuir en conectar el mundo laboral y empresarial, con los sistemas educativos del mundo” — Francisco Moisés, director de Educación de Microsoft

Microsoft no se define como una empresa de software. Lo fue hace tiempo, pero hoy la misión y la razón de ser de este proveedor tecnológico excede esa definición un tanto acotada. “Somos una empresa de innovación tecnológica —asegura Francisco Moisés, director de Educación para Américas de la compañía—. Tenemos la oportunidad extraordinaria de contribuir en conectar lo que entendemos que es el mundo laboral y empresarial, con los sistemas educativos del mundo, para que haya una sincronía entre lo que el sistema educativo produce y lo que las empresas después necesitan para ser productivas, y para que las personas sean exitosas profesionalmente y como ciudadanos”.

Moisés considera que la tecnología es un poderoso habilitador dentro de la Educación, cuyo impacto se manifiesta en dos escenarios. El primero, el salón de clases. “Cómo la experiencia de aprendizaje y enseñanza puede sacar provecho de las tecnologías para presentarle al estudiante nuevas experiencias educativas. El primer paso, entonces, es automatizar lo que ocurre en el salón de clases. Por ejemplo, a través de libros digitales. Es una forma de tener en un medio digital lo que antes estaba en un medio físico, y enriquecerlo. Pero la transformación ocurre cuando la tecnología habilita nuevas formas de aprendizaje”. La cuestión no es para nada menor, sobre todo si se tiene en cuenta que los estudiantes de hoy deberán enfrentarse a oportunidades laborales que hoy ni siquiera somos capaces de imaginar.

El otro ámbito, es el de la administración de las escuelas. “Es importante que se entienda cómo los líderes de los sistemas educativos pueden, a través de la tecnología, tomar decisiones para mejorar la calidad educativa”. En este escenario, herramientas como tableros de control que exhiban las variables operativas y referentes a los alumnos y profesores (desde el desempeño académico a la tasa de asistencia) pueden contribuir a minimizar algunos de los problemas con que se encuentran hoy los líderes educativos, el más preocupante de los cuales suele ser la deserción.

AULAS COLABORATIVAS, EXPERIENCIAS MÁS ALLÁ DEL AULA

Muchas de las herramientas que Microsoft provee en este ámbito son las mismas que hoy utilizan las empresas. Y es que algunos de las facilidades que hoy ofrecen los espacios de trabajo (como es el caso del trabajo colaborativo o a distancia) pueden transformarse en herramientas sumamente poderosas al ser insertadas en el proceso educativo. Moisés menciona el uso de Skype. “La clave está en cómo derrumbamos las paredes del salón de clases para que los niños, a través de Skype, interactúen por ejemplo con sus pares de otro salón de clases, tal vez en otro lado del mundo. Es una experiencia que el profesor lidera. Y esta interacción puede ser muy fructífera para aprender algo nuevo, para incorporar una experiencia, o bien para resolver un desafío de manera conjunta”.

Estas experiencias permiten que los estudiantes realmente “se engancha con el proceso educativo. No se trata de memorizar o recordar conocimientos, sino que es más bien experimentarlos, es algo vivencial. Lo más importante de esto es desarrollar las habilidades de colaboración, de pensamiento crítico, de razonamiento computacional. Todas estas cosas hacen que la persona esté preparada para afrontar y resolver otros desafíos del futuro”, comenta Moisés, y agrega: “La tecnología tiene muy buen impacto al servicio del profesor para desarrollar estas habilidades digitales, habilidades propias del siglo XXI, que preparan a los alumnos para trabajos que aún no se inventaron. Ésa es una primera gran área donde hay potencial de impacto”.

UNA GESTIÓN BIEN INFORMADA

Un tablero de control es una consola desde la cual se pueden visualizar los indicadores más relevantes de una determinada operación. Conociendo las reglas de dicha operación (en el ámbito empresarial se habla de las reglas del negocio), es posible programar alarmas ante determinados eventos. En la gestión escolar, esta clase de herramientas son tanto o más críticas. “Un distrito en los Estados Unidos (Tacoma) tenía un problema serio: sólo el 50% de los estudiantes se graduaba. A los líderes educativos les faltaba información y entendimiento de lo que estaba pasando: A través de la gestión efectiva utilizando herramientas tecnológicas, lograron tomar decisiones tempranas para intervenir cuando algunos de los indicadores mostraban que un estudiante estaba por desertar. Hablamos de indicadores como faltas, caída en los promedios, etcétera”, grafica Moisés.

“Son las mismas herramientas que desarrollamos para el mundo corporativo —agrega—. El mismo nivel de confiabilidad e innovación aplicado a Educación, para que se pueda utilizar como habilitadores del negocio educativo. Tiene mucho que ver con eso, con mejorar la eficiencia”. Así, soluciones como Dynamics CRM (Customer Relationship Management, o Administración del Relacionamiento con el Cliente), en Educación se transforman en SRM (Student Relationship Management: Administración del Relacionamiento con el Alumno). Con este foco, es posible conectar los datos (a priori dispersos) y disponerlos como información relevante en torno a los estudiantes.

PARTNERS TECNOLÓGICOS Y PLATAFORMAS

Los encargados de adaptar las herramientas a las necesidades de las instituciones educativas y los ministerios son los partners (o socios de negocios) de Microsoft. “Trabajamos siempre con los partners locales, que hacen que estas soluciones sean escalables. Y hay partners especializados en educación”, apunta Moisés.

“Si uno analiza la historia de Microsoft —explica Moisés— verá que siempre se ha apoyado en empresas y personas para entregar el producto final. Nosotros no diseñamos productos de punta a punta, salvo unas pocas excepciones. Pero incluso en esas excepciones incluimos alianzas estratégicas con socios de negocios y usuarios. Para nosotros es fundamental el poder expandir nuestra innovación con empresas y comunidades locales que la hacen realidad para los usuarios”.

De esta forma, Microsoft se propone como “una empresa de plataformas”, sobre las que otros profesionales (en general conocedores de los distintos mercados verticales: Educación, Gobierno, Finanzas, Logística…) pueden construir. “Invertimos muchísimo en estos socios de negocios que van a estar desarrollando las soluciones finales, y que muchas veces son expertos en la aplicación de la tecnología a una industria o uso en particular”. Y esto se da incluso de formas que hoy Microsoft no previó. Es lo bueno de este modelo y de la capacidad de innovación latente en quienes conocen mejor cada vertical. “Después están las comunidades de maestros, estudiantes y de programadores de código abierto. Aprovechamos y apoyamos a esas comunidades, porque allí también se dan los casos de uso y la adaptación de todas las soluciones que proponemos y ponemos a disposición”.

“Para nosotros es fundamental el poder expandir nuestra innovación con empresas y comunidades locales que la hacen realidad para los usuarios”.

Abordar la tecnología desde las plataformas, entendidas como los cimientos sobre los cuales es posible construir sistemas de software y aplicaciones, hace que la apropiación de la tecnología se vuelva más sencilla. En el pasado, las empresas de software vendían productos cerrados, que podían parametrizarse para algunas aplicaciones, pero sobre los cuales la intervención era difícil (cuando no ilegal). En las últimas décadas, gracias a la revolución cultural del Código Abierto (Open Source) y otras tendencias convergentes con ésta, él paradigma cambió. “Hay muchas plataformas que recientemente hemos liberado, como la del HoloLens”. Se trata de un sistema de cómputo para hologramas, que permite a través de unos anteojos interactuar con imágenes superpuestos al mundo real (en lo que se conoce como Realidad Aumentada, RA). “Realmente esto se pone a disposición para que cualquier fabricante pueda crear RA. Pueda utilizar la RA en usos por industria que pueden ser muy variados. Y Educación va a ser muy importante, allí el potencial es gigantesco. Hablamos de superponer la realidad física y la virtual como herramienta de aprendizaje”.

Otro tanto ocurre con Skype, una herramienta para conversaciones que hoy permite incluso superar la barrera idiomática. “Dentro de Skype tenemos la posibilidad de hacer traducción simultánea, que dos personas que no hablan el idioma se comuniquen y colaboren. Eso abre un potencial gigantesco porque quien desarrolla una solución no está preocupado por la traducción, utiliza la plataforma de traducción idiomática que Microsoft pone a disposición y que mejora con el uso de millones de personas día a día, para aplicarla concretamente a un uso donde esas personas o esas empresas son expertas”. Claro está, para aumentar esta disponibilidad y la capacidad de escala de estas soluciones, Microsoft las brinda desde la Nube. Para acceder a ellas sólo necesita una conexión a Internet. No se requiere instalar hardware de gran porte, ni sistemas de seguridad informática, ni tampoco es necesario desembolsar un dineral de una sola vez para comprar el software. La solución corre desde los centros de datos de Microsoft, se puede acceder por suscripción y ya brinda servicios de seguridad y otros relacionados para que la experiencia de uso sea óptima.

MUNDO VIRTUALES Y EXPERIENCIAS MOTIVADORAS

Uno de los recursos con gran potencial para su uso en las aulas, solía ser considerado poco más que un juego interactivo hasta no hace mucho. Minecraft es hoy un mundo virtual donde es posible “construir” (como en un juego de bloques) toda clase de estructuras. No sólo un mundo, es una plataforma. Y la complejidad, versatilidad y potencia de esos bloques exceden por mucho las que podría aportar un Lego virtual. Hoy el fenómeno Minecraft y sus posibilidades dentro del entorno educativo son analizadas, expandidas y explotadas, por una comunidad que intuye su potencialidad. Tanto que, en pocas semanas, Microsoft publicará la edición educativa de este “juego”. “La versión educativa de Minecraft es la que aplica a lo que el profesor puede hacer en el salón de clases. Todavía en modo Preview (vista previa). Está disponible para que los profesores lo bajen y puedan utilizarlo, para que puedan empezar a probarlo”.

Doménica Parada, directora de Educación de Microsoft para la Argentina y Uruguay
Doménica Parada, directora de Educación de Microsoft para la Argentina y Uruguay junto a Francisco Moisés, director de Educación de Microsoft Americas

 

La idea, explica Moisés, “es dar a los profesores las herramientas para que desarrollen desafíos educativos en el mundo virtual de Minecraft. Entonces un educador puede diseñar un mundo con actividades, donde sus estudiantes ingresan y colaboran. Es, en definitiva, un mundo natural para los nativos digitales, muchos de los cuales ya juegan Minecraft. El estudiante entiende de manera muy natural el ingresar en este mundo e interactuar con otros jugadores”. En la edición educativa, el profesor podrá manejar las variables del ambiente virtual y tendrá control del acceso y del uso. “Por ejemplo, hay bloques especiales que se pueden utilizar en la Education Edition para definir los límites del mundo. Entonces el estudiante está circunscripto a un territorio particular donde ocurre la experiencia de aprendizaje. De hecho, el profesor también es un avatar dentro de Minecraft, y puede teletransportarse para ayudar a algún alumno que está atascado en alguna tarea”. Y está todo en la Nube, afirma Moisés, “aunque obviamente hay un software local que se instala en cada PC”.

“Hay una aplicación super interesante que se desarrolló en Chile”, comenta Doménica Parada, directora de Educación de Microsoft para la Argentina y Uruguay. CODELCO (una corporación minera estatal, y el principal productor de cobre de mina del mundo) tiene un proyecto relacionado con la construcción de una mina subterránea a gran escala. “Lanzaron un concurso para que los chicos puedan desarrollar el diseño de lo que sería la maqueta de la mina subterránea con Minecraft. Y eso tiene un potencial enorme. Abren el juego más allá de los arquitectos y de los constructores o ingenieros”.

DESAFÍOS REGIONALES

Microsoft trabaja de cerca con los líderes educativos, tanto en las instituciones, como en las ciudades, estados y países. “Trabajamos e invertimos mucho en las alianzas con los líderes escolares. Porque somos muy respetuosos de lo que es el sistema educativo de cada país, de cada estado, de cada ciudad, y cuando pensamos en capacitar maestros, pensamos en dar las herramientas a quienes la van a provechar, siempre lo hacemos en alianza con los tomadores de decisiones políticos que están a cargo del sistema”, apunta Moisés. Estas alianzas tienen el formato de un memorando de entendimiento o acuerdo estratégico.

Pero Microsoft también trabaja en alianza con proveedores de contenido, como las editoriales de contenido educativo. “Ellos históricamente han provisto muchos de los libros de la currícula. Es importantes integrarnos con estos expertos en contenido, para que ese conocimiento se incorpore al mundo digital”, dice Moisés. También hay alianzas con socios pedagógicos. “Nos ayudan a entender el uso de las tecnologías en el salón de clase”.

“Trabajamos e invertimos mucho en las alianzas con los líderes escolares. Porque somos muy respetuosos de lo que es el sistema educativo de cada país, de cada estado, de cada ciudad”

Fuera del aula, en las administraciones escolares, las alianzas también son importantes. “El hecho de hacer más eficiente y transparente el sistema educativo, y darle al tomador de decisiones información sobre lo que pasa, se vuelve fundamental para el funcionamiento de este sistema”. Moisés da un ejemplo: “En los Estados Unidos hay un distrito de escuelas, en cuyo sistema de comedores se sirven más comidas en el día que todos los hoteles de la ciudad. Todas estas soluciones que desarrollamos para el mundo corporativo tienen que aplicar y escalar para el vertical Educación”.

La directora de Educación de Microsoft para la Argentina y Uruguay admite que Microsoft está trabajando para lograr un mayor acercamiento con las instancias educativas locales. “El primer desafío es acercarnos a la institución educativa y a los tomadores de decisiones”, de manera de demostrar el valor de estas herramientas y proveerlas para que la institución sea más eficiente. Ese desafío también escala a las instancias de gobierno (léase ministerios provinciales o nacionales). “El otro desafío —señala Parada—es generar un ecosistema de partners que puedan ayudarnos a entregar estas soluciones. Necesitamos partners para llegar a la institución educativa y a nuestros clientes”.

Para la ejecutiva regional, el tema de la deserción escolar es una de las batallas más importantes, y se pueden librar positivamente gracias a la tecnología bien aplicada. “Y experiencias como las de Tacoma son fundamentales para mostrar cómo la tecnología puede ayudar a disminuir la deserción escolar”.

También puedes ver

itsitio_educacion_oceano

Un viaje de estudio que lleva a los alumnos a las profundidades del océano

Por: Federico Rodríguez, Coordinador Editorial News Center Microsoft Latinoamérica. La tecnología se ha convertido, con …

2 Comentarios

  1. Es relevante lograr un mayor acercamiento con las instituciones educativas y apoyarlas desde la TICs para que se incorpore al mundo digital es fundamental para una educación mas eficiente . Es muy interesante la propuesta del Educador que pueda manejar las variables del ambiente virtual y tener control del acceso y del uso Ya que los nativos digitales necesitan referentes a pesar de tener un gran dominio de la tecnología. Esta propuesta es el complemento perfecto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *