Miércoles 13 de diciembre de 2017
Home / Estudios e investigaciones / ¿Por qué los jóvenes no eligen carreras vinculadas a la ciencia y la tecnología?
ITSitio_Educacion_Universidad Nacional de Tucumán

¿Por qué los jóvenes no eligen carreras vinculadas a la ciencia y la tecnología?

Según un estudio del CONICET y la Universidad Nacional de Tucumán, los jóvenes de escuelas técnicas muestran interés por estas carreras, pero no están dentro de su preferencia. Un 36% de los encuestados cree que sus conocimientos son insuficientes para inscribirse en estas ofertas académicas.

Existe una clara intención por parte de los Estados y el sector privado en ampliar y mejorar la oferta de carreras científico tecnológicas, para responder no solo a demandas del mercado, sino también a las necesidades de desarrollo productivo actual y futuro. No obstante, no es tan claro el panorama cuando se piensa en lo que los estudiantes buscan.

Es por eso que investigadores del CONICET y de la Universidad Nacional de Tucumán realizaron una encuesta a más de 2000 jóvenes de la provincia que estuvieran cursando el último año en escuelas secundarias técnicas, de gestión estatal y privada. Los resultados revelaron que existe un interés en las carreras científicas, pero aun así prefieren estudiar otras carreras.

De este relevamiento participaron 120 escuelas técnicas, tanto urbanas como rurales. EN total, Tucumán tiene 373 establecimientos medios, por lo tanto, la muestra representa el 32% del total de escuelas secundarias distribuidas en el interior y en la capital, según datos publicados por la casa de estudios.

Algunos de los datos relevantes de esta indagación fueron: a) el 77% de los jóvenes encuestados se mostró interesado en aprender sobre los nuevos avances y descubrimientos en ciencia y tecnología; b) el 85% afirmó que los científicos son necesarios para que el mundo mejore; c) el 87% piensa que los científicos son personas importantes.

Casi la totalidad de los encuestados (92%) considera útil estudiar ciencia en la escuela, en tanto que ocho de cada diez chicos cree que la gente debería entender de ciencia porque influye en su vida diaria. Sin embargo, más del 30% de los jóvenes del último año del secundario nunca realizó experimentos en clases de ciencias, la mitad no participó de muestras científicas y sólo un 35% visitó fábricas, empresas o industrias.

Otro resultado revelador es que apenas a un 34% le gustaría estudiar una carrera relacionada con ciencia o tecnología. Este resultado se encuentra por debajo de los datos presentados en la Encuesta complementaria “Vocaciones científicas” de la Tercera Encuesta Nacional de Percepción Pública de la Ciencia (MinCyT, 2014), donde la intención de continuar los estudios ronda el 50%, y mucho más abajo del nivel de respuesta de los jóvenes porteños, donde ocho de cada diez encuestados manifestó su interés por la ciencia.

¿POR QUÉ?

Uno de los resultados más alarmantes para quienes pregonan el estudio de este tipo de carreras es que seis de cada diez jóvenes afirmó tener otras preferencias. Eligieron otras opciones como las ciencias de la salud, educación física, carreras de humanidades y ciencias sociales.

El 47% de los encuestados sostuvo que no le gusta estudiar Física, porcentaje seguido de cerca por Matemáticas (43%) y por Química (42%). Además, la mitad de los jóvenes tucumanos consideró difícil Matemáticas. El informe detalla las diferencias con la encuesta de Buenos Aires, dónde la materia que menos les gusta a los alumnos es Matemáticas (24%), seguida de lejos por Química (5,3%) y por Física (4,7%).

Según se informa en la web de la UNT, un 36% de los encuestados no seguiría carreras vinculadas a la ciencia y la tecnología porque cree que sus conocimientos son insuficientes, un 39% intuye que las materias relacionadas a la ciencia son difíciles y un 37% piensa que tendría que estudiar mucho (las respuestas podían incluir más de una opción).

Este estudio deja una puerta abierta para que los estados, empresas y organizaciones que buscan promover las competencias y la formación de nuevos perfiles orientados al desarrollo de competencias técnico-científicas continúen buscando el modo de acercar la ciencia y la tecnología a niños y jóvenes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *