Miércoles 28 de junio de 2017
Home / Programación / La programación en el centro de la escena educativa
itsitio_educacion_programacion

La programación en el centro de la escena educativa

Tras la realización de la Hora del Código, te invitamos a conocer algunos de los desarrollos que preparó Disney para que los más chicos conozcan los principios básicos del pensamiento computacional. Además, hoy se lanzó una nuevo plan para formar 111 mil programadores, avalado por el Ministerio de Educación y Deportes, y el Ministerio de Producción de la Nación.

La enseñanza de la programación es un debate abierto en el mundo de la educación. Países como Inglaterra están a la vanguardia de la integración de algunos de los contenidos propios de esta materia o que permiten a los alumnos desarrollar competencias de pensamiento computacional. En Argentina, políticas como Program.ar y las Becas Control+F, e inciativas u organizaciones como Proyecto Nahual o Chicas en Tecnología, han abierto el camino para que cada vez se profundice más en estas competencias necesarias para crear tecnología en lugar de ser usuarios.

A principios de diciembre, como desde hace varios años se llevó a cabo La Hora del Código, una campaña mundial que apunta a seguir nutriendo la creatividad de millones de estudiantes y promoviendo el desarrollo de habilidades para la resolución de problemas, a través del uso de la tecnología. En este marco, Disney presentó el juego online y gratuito Moana: una aventura con código, protagonizado por los personajes de la nueva película de Disney, MOANA: UN MAR DE AVENTURAS.

Este desarrollo busca contribuir a esta campaña, pero además, ofrecer un modo lúdico y gamificado para que chicos de todas las edades puedan comprender algunas de las lógicas con las que operan los lenguajes de programación. El mismo puede jugarse online ingresando a Disneylatino.com/horadelcodigo o aCompromisodisney.com.

Marcos Amadeo, Director de Operaciones, Disney Interactive, The Walt Disney Company Latin America , afirmó que así como el lenguaje nos ayuda a ordenar lo que pensamos, con esta herramienta buscan que los chicos y chicas se entrenen en el pensamiento lógico-matemático en una primera etapa inicial. Según el ejecutivo, los chicos y chicas “requerirán de estas capacidades para comprender cómo funcionan los sistemas basados en código en un futuro bastante cercano”.

¿De qué se trata? El juego Moana: una aventura con código se centra en la aventurera Moana y el semidiós Maui, mientras navegan a través del vasto océano. Al seguirlos en sus viajes, los jugadores aprenden nociones básicas de programación con comandos que ayudan a dirigir el bote y a evitar ser embestidos sorpresivamente por los piratas salvajes con armaduras, llamados Kokomora

Por su parte, Osnat Shurer, productora de la película y también del juego, afirmó que la tecnología innovadora y de avanzada utilizada para crear el tutorial tiene su origen en todo tipo de habilidades que los niños desarrollarán al aprender las nociones básicas de programación. “Esperamos que la fuerte determinación de Moana y su sentido de la aventura anime a los niños a probar este tutorial y a aprender las habilidades que necesitan para convertirse en narradores”.

EL UMBRAL

Hadi Partovi, CEO de Code.org, remarcó que los niños y adolescentes son más propensos a probar desarrollos vinculados a las Ciencias de la Computación si éstos contienen temas que les interesan. En este sentido, la pronta identificación de los personajes de Disney y las dinámicas de los videojuegos colaboran con el acercamiento a este tipo de iniciativas. “Nuestro trabajo con Disney durante los últimos tres años ha ayudado a que La Hora del Código alcance números record, inspirando a millones de niños de todas las edades a que prueben la programación y busquen una educación en este campo.”

En la página de Code.org hay una cantidad de materiales útiles para que los docentes trabajen estos contenidos con sus alumnos en clase, más allá si son docentes de materias relacionadas con la informática, la tecnología o la programación. La intención es demostrar el carácter transversal del pensamiento computacional y los usos potenciales que pueden hacer los estudiantes para programar sus propias tecnologías.

Hoy Moana: una aventura con código está disponible en más de 180 países y 23 idiomas. Durante los últimos tres años, Disney ha desarrollado tutoriales protagonizados por personajes de las películas Grandes Héroes (Code Baymax) y Frozen: Una Aventura Congelada, ambas de Walt Disney Studios Disney; y de Star Wars, de Lucasfilm; los últimos dos conjuntamente con Code.org. En total, casi 40 millones de estudiantes han utilizado estos tutoriales para aprender las nociones básicas de la programación.

LA VISIÓN

Pero más allá de las campañas mundiales, la programación está pasando a ser cada vez más un tema de la agenda política nacional. En el día de hoy, el ministro de Educación y Deportes de la Nación, Esteban Bullrich, y el ministro de Producción, Francisco Cabrera, anunciaron un nuevo plan para formar 111 mil perfiles orientados a la programación en los próximos cuatro años. Los números que se pretenden son: 100 mil programadores, 10 mil profesionales y mil emprendedores.

Se trata de un curso gratuito que tiene dos cuatrimestres de duración y que permite a quienes lo cursen obtener una certificación habilitante para trabajar en una de las industrias con mayor déficit de personal. Las clases se dictarán en escuelas técnicas, centros de formación profesional, universidades y otras instituciones educativas habilitadas para dictar el plan 111 mil. En este enlace podrán conocer más acerca de cómo y dónde inscribirse, y también encontrar más información sobre el plan.

También puedes ver

itsitio_educacion_habilidades_blanda_i

Habilidades blandas, cada vez más relevantes

No sólo de competencias formales y técnicas se compone la futura vida laboral de los …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *