Miércoles 28 de junio de 2017
Home / Noticias / Habilidades blandas, cada vez más relevantes
itsitio_educacion_habilidades_blanda_i

Habilidades blandas, cada vez más relevantes

No sólo de competencias formales y técnicas se compone la futura vida laboral de los estudiantes. Existen habilidades relacionadas con la forma de ser, de comunicarse e interactuar con otros que pueden ser críticas en el éxito de cualquier profesional. Si bien estas habilidades blandas (soft skills) parecen sobrevolar los planes de estudio, la realidad es que casi nunca están en el foco. Un recorrido que ayudará a entender el peso de estas habilidades en la futura vida profesional de los estudiantes.

Un muy citado estudio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) de 2013 asegura que existe una gran brecha entre las habilidades blandas que se desarrollan en las escuelas y lo que busca el mercado laboral. Los planes de estudio parecen poner el acento únicamente en las competencias formales y técnicas, quitándole peso a las relacionadas con el relacionamiento social, o la forma de ser y comunicarse. Sin embargo, las áreas de Recursos Humanos suelen evaluar estas competencias, y el resto de los departamentos en las organizaciones (incluso en los reductos más técnicos) comienza a descubrir que las llamadas soft skills no sólo son necesarias, sino que a menudo se deben ejercer a la par de las competencias más duras para garantizar el éxito laboral.

Un estudio realizado por la red social laboral LinkedIn sobre una base de 2,3 millones de miembros de esa red que aplicaron a dos o más trabajos entre junio 2014 y junio 2015, y encuestas a 291 directores de Recursos Humanos de los Estados Unidos concluyó que para los reclutadores es fácil encontrar a personas con conocimientos y habilidades en sus áreas de conocimiento, pero es difícil encontrar a personas con las “habilidades blandas” o sociales necesarias para sus puestos laborales. Las 10 habilidades blandas más demandadas por los empleadores, de acuerdo a los perfiles sociales de los candidatos que cambiaron de trabajo y que así lo indicaron en sus perfiles en LinkedIn, fueron:

  • Buena comunicación a nivel general.
  • Organización.
  • Trabajo en equipo.
  • Puntualidad.
  • Pensamiento crítico.
  • Relacionamiento social.
  • Pensamiento creativo.
  • Comunicación interpersonal.
  • Adaptabilidad.
  • Personalidad amistosa.

LO QUE NATURALEZA NO DA Y SALAMANCA NO OTORGA

El trabajo colaborativo y en entornos donde se fomenta la innovación (creatividad) es cada vez más frecuente. Quien no pueda comunicarse e interactuar de manera productiva en dicho contexto laboral se volverá un obstáculo. Esto sucede en muchas organizaciones de todo tipo incluyendo, claro, las vinculadas a las TIC. Contrario a lo que pudiera creerse, habilidades como la escucha activa y la empatía, por dar dos ejemplos, son altamente necesarias en roles laborales relacionados con la venta y el soporte de las Tecnologías Informáticas y de Comunicaciones. El abordaje tradicional a estos roles laborales solía pasar por certificaciones en conocimientos y habilidades duras específicas (no sólo las relacionadas con determinadas tecnologías y dispositivos, sino también las vinculadas con el conocimiento de los mercados verticales y las técnicas de mercadotecnia y comercialización).

¿Cómo se logra entonces cerrar la brecha entre estas demandas y la oferta de habilidades blandas? A menudo los propios proveedores de tecnología buscan hacerlo, aunque es bastante común que estas acciones se ubiquen (al igual que en las instituciones educativas) en las márgenes de los planes de entrenamiento. Estas acciones se proyectan tanto al personal propio, como a sus canales de distribución (revendedores, instaladores, profesionales encargados de atender las dificultades y desafíos del negocio en las empresas a través del despliegue de soluciones TIC). Un buen ejemplo de esto se está dando en el capítulo regional de VMware: un destacado proveedor de software y soluciones tecnológicas de Nube, movilidad y virtualización (vale recordar que VMware también tiene soluciones orientadas al mundo educativo – ver más detalles).

itsitio_educacion_habilidades_blanda

La argentina Patricia Montanelli tiene a su cargo, entre otras responsabilidades, las acciones de “enablement” o “readiness” de VMware para toda América Latina. Esto implica darles a los empleados de la compañía en la región, pero también a profesionales externos, herramientas para convertirse en mejores profesionales. Fue en esta línea que estudió Coaching, convirtiéndose en Coach Ontológico Certificado. A la misión de adaptar los programas de entrenamiento técnico y comercial de su compañía, le sumó —con el aval de los directores locales y regionales— una serie de workshops para el desarrollo de habilidades blandas.

“No solamente damos entrenamiento en productos, sino en cómo hacer demostraciones de alto impacto. Y también de escucha activa, esto es: cómo escuchar mejor a nuestros clientes. En lugar de hablar tanto, detectar la necesidad del cliente y lo que su negocio necesita”, explica Montanelli. Estos entrenamientos implican poner en funcionamiento capacidades de neurolinguística e inteligencia emocional. “Este año he viajado muchísimo a todos los países de la región, salvo Brasil, a dar este tipo de entrenamiento”, agrega. Los destinatarios de estos talleres valoran esa preparación, según Montanelli es frecuente que reconozcan: “Ninguna empresa nos da esto”.

Para Montanelli el desafío es hacer coincidir o armonizar las soft skills con lo que pasa dentro de su organización y la de los partners de VMware. Estas acciones no bajan del cuartel general de la compañía, como suele suceder con otros tipos de programas de capacitación y certificaciones, sino que son impulsados desde la región, acaso por la mayor necesidad que el cliente latinoamericano tiene de relacionarse cara a cara con quienes le proveen y dan soporte a la tecnología. “Es importante potenciar a la gente para que se dé cuenta de que no solamente hay que ser un técnico excelente y conocer en detalle las tecnologías a través de los cursos formales que hicieron. Eso se debe complementar con algo más sutil, que hace que puedas ser un buen vendedor o un buen ingeniero. Es el relacionamiento con la gente y con uno mismo”, resume Montanelli.

Con todo, Montanelli reconoce que es difícil medir la efectividad de este entrenamiento en habilidades blandas de manera independiente del entrenamiento técnico o comercial más duro. “No hay métricas definidas. Lo que hago yo es hacer un seguimiento de cómo impacta en el negocio a lo largo del tiempo”.

En los últimos años, aumentó notablemente la conciencia de que las habilidades blandas son un factor importante en la gestión de proyectos dentro de las organizaciones. Este año, la consultora Gartner —especializada en el mercado tecnológico empresarial, sus tendencias y prácticas—, elaboró un listado de las siete mejores prácticas en la oficina de gestión de proyectos (en inglés: PMO), al tope de las cuales estaba la adquisición de habilidades blandas necesarias para hacer frente a los cambios. “La gente es generalmente enemiga del cambio, de modo que es crítico que la PMO contrate un staff con el cual pueda manejar el cambio de cara a la resistencia —asegura el analista senior de Gartner, Mbula Schoen—. Los gerentes de Proyecto dentro de la PMO necesitan un amplio rango de habilidades blandas en comunicación, resolución de conflictos, persuasión y facilitación”.

En este contexto, y mientras el sistema educativo evoluciona hacia nuevos modelos más flexibles y participativos, el replanteo de estrategias para la formación y el desarrollo de competencias blandas y duras parece oportuno. ¿De qué manera podrían las instituciones educativas colaborar a acrecentar desde el vamos esas competencias blandas que demandan las organizaciones en sus búsquedas laborales? Y, no menos importante, ¿cómo deben ser evaluadas y acreditadas? Docentes, orientadores, psicólogos, decisores dentro de las instituciones educativas, ministerios, organizaciones gubernamentales y no gubernamentales, y especialistas provenientes del mundo laboral están comenzando a construir esas respuestas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *