Miércoles 18 de octubre de 2017
Home / Eventos y capacitaciones / Aplicaciones móviles en el centro de la estrategia inclusiva
itsitio_educacion_tinc_i

Aplicaciones móviles en el centro de la estrategia inclusiva

El Centro Cultural Konex recibió a más de 500 personas, participantes de “Tecnologías que incluyen”, una jornada para intercambiar proyectos y experiencias que fomenten una sociedad más inclusiva. TINC 2016 fue pensado como una actividad abierta, fruto de las repercusiones del Proyecto DANE, una iniciativa impulsada por la Comisión de Inclusión Digital de CESSI, cuyo objetivo es el desarrollo de aplicaciones para dispositivos móviles, con fines educativos, lúdicos y de inserción social y laboral.

La Cámara de la Industria Argentina del Software (CESSI), en el marco de Proyecto DANE, realizó TINC 2016. Fue el primer evento del país que buscó potenciar los ejes de Tecnología, Educación, Discapacidad e Inclusión, y contó con el apoyo de las asociaciones ASDRA, APAdeA, Fundación UADE, Fundación Nosotros, Fundación Argentina de Afasia, Polo Educativo Pilar, y Polo TIC Mendoza.

Con una asistencia que superó el medio centenar, el encuentro convocó a jóvenes profesionales del ámbito de las tecnologías, programadores, diseñadores gráficos, emprendedores, áreas de RSE, docentes y la comunidad en general. El objetivo fue empoderar a los asistentes con herramientas, conocimientos y experiencias sobre la promoción y uso de las tecnologías adaptadas a personas con discapacidad intelectual, generar y fortalecer una red de contactos y promover y difundir aplicaciones inclusivas.

En referencia al Proyecto DANE, Aníbal Carmona, presidente de la CESSI, explicó: “Se trata de una iniciativa que creyó en el poder que la transformación digital puede tener para la inclusión. La industria del software es un sector donde abundan los emprendedores tecnológicos, que son apasionados y creen en la fuerza que el software puede tener para hacer un mundo más justo; y esto mismo es lo que veremos representado en TINC en esta jornada”.

“a veces esas pequeñas características representan la diferencia entre que un aplicativo pueda o no ser usado” – Pablo Fiuza

itsitio_educacion_pablo_fiuza“Nuestro objetivo es poder aplicar la tecnología para mejorar la vida de las personas. Desde que iniciamos con Proyecto DANE se fue armando un equipo cada vez más grande, formado por emprendedores, docentes, universidades y empresarios, y entre todos fuimos aprendiendo y definiendo las características que debían tener las apps para ser más inclusivas y que puedan realmente servir para cambiar y mejorar la vida de las personas. Parece un detalle menor, pero a veces esas pequeñas características representan la diferencia entre que un aplicativo pueda o no ser usado”, dijo Pablo Fiuza, miembro de la Comisión Directiva y Coordinador de la Comisión de Inclusión de CESSI y de Proyecto DANE.

La jornada incluyó a un panel de experiencias, donde bajo la consigna “Voluntariado tecnológico”, se narraron testimonios de empresas inclusivas y de profesionales que participan de proyectos sociales, y se presentaron nuevas aplicaciones para tablets, con el objetivo de ayudar a utilizar el dinero argentino, hacer compras en supermercado, y las primeras apps con lengua de señas que fomentan la independencia de las personas con discapacidad.

Carlos Pallotti, Subsecretario de Servicios Tecnológicos y Productivos en Ministerio de Producción de la Nación, también estuvo presente. En su alocución mencionó la importancia de las iniciativas de inclusión en Argentina, y la importancia que la tecnología puede tener en este campo. La jornada fue auspiciada por el Ministerio de Desarrollo Social, con el apoyo de empresas como Hexacta, DMC Wireless Systems, Q Services y Globant, además del Grupo Telecom, Belatrix, G&L Group, EXO, Iceberg Solutions y Unitech.

Consultados por ITSitio Educación, Fiuza comentó: “Desde su lanzamiento en 2012, Proyecto DANE tuvo muy buena aceptación de parte de las empresas socias de CESSI y fue creciendo de la mano de otras organizaciones que se sumaron a la iniciativa. Los actores principales que acompañan a CESSI en esta iniciativa son el Programa Consejo de la Demanda de Actores Sociales (PROCODAS) perteneciente al Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva (MINCYT), algunas ONG como la Asociación Síndrome de Down de la República Argentina (ASDRA), la Asociación Argentina de Padres de Autistas (APAdeA), la Fundación Argentina de Afasias y la Fundación Nosotros, además de entidades educativas, escuelas (Los Robles, Northfield, Diálogos), universidades (UTN, UBA, UADE y ORT) y empresas como Globant, Hexacta, Belatrix, Qservices, FDV Solutions, Inenco, G&L Group, Iceberg Solutions, Infinixt Soft e IBM, entre otras”.

“Nuestro principal deseo es contribuir a la inclusión social brindando soluciones de software para cambiar la manera de enseñar contenidos a los niños y jóvenes con necesidades especiales y ayudarles en su día a día”  – Pablo Fiuza

Fiuza precisó que TINC fue el primer evento del país que buscó potenciar los ejes de Tecnología, Educación, Discapacidad e Inclusión. “Se trató de una iniciativa que creyó en el poder que la transformación digital puede tener para la inclusión. Sin embargo, hace cuatro años que empezamos con Proyecto DANE para llevar adelante el desarrollo de aplicaciones destinadas a personas con discapacidad. Nuestro principal deseo es contribuir a la inclusión social brindando soluciones de software para cambiar la manera de enseñar contenidos a los niños y jóvenes con necesidades especiales y ayudarles en su día a día”. A través del desarrollo de apps, agregó, “la tecnología se puede convertir en una herramienta para incluir a personas con discapacidades y mejorar actividades de su vida diaria, permitiéndoles tener mayor autonomía. Asimismo, puede servir para mejorar su experiencia de aprendizaje”.

El proyecto cuenta actualmente con más de 15 aplicaciones gratuitas, disponibles para descarga en las tiendas online de Android e iOS (con más de 80.000 descargas). Esas aplicaciones fueron desarrolladas con características particulares que las transforman en “Apps inclusivas”, calificó Fiuza. Como tales, “pueden ser utilizadas por aquellos que poseen alguna discapacidad intelectual. Pueden utilizarse en forma individual o grupal dentro del aula, en un espacio terapéutico, fuera de la escuela y también en el hogar. Las aplicaciones de cada grupo están organizadas en diferentes niveles de complejidad y poseen una serie de características que hacen a los aplicativos únicos y diferentes. Son desarrolladas teniendo en cuenta características particulares, siempre teniendo en cuenta a quiénes las usarían”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *